• Tango argentino. Barrio Nueva Pompeya, Ciudad de Buenos Aires

    Cada barrio porteño aporta lo suyo al tango argentino. Algunos tienen mayor presencia en sus temas. Uno de ellos es Nueva Pompeya, o simplemente el Pompeya y más allá del terraplén… cantado por Homero Manzi, su poeta más señalado. Está situado al oeste de Barracas, al sur de Boedo, con Parque de los Patricios allí al lado… es la zona sur de la ciudad de Buenos Aires que rezuma tangos, valses y milongas, con el Riachuelo marcando el límite con la provincia de Buenos Aires. Son barrios típicos de la Argentina urbana y capitalina.

    Los sesenta mil vecinos de Nueva Pompeya viven entre las calles y avenidas Coronel Esteban Bonorino, Avenida General F. Fernández de la Cruz, Agustín de Vedia, Avenida Riestra, Del Barco Centenera, Avenida Cobo, Avenida Caseros, Avenida Almafuerte, José Cortejarena, Cachi, vías del FF.CC. General Belgrano, Avenida Amancio Alcorta, Iguazú y el Riachuelo. Cada 14 de mayo celebran el día del barrio de Nueva Pompeya. Zona de quintas en la época colonial y aún al nacer las Provincias Unidas del Río de la Plata, por esta parte de la ciudad se vadeaba el Riachuelo y por allí llegaban las gentes, ganados, carros con alimentos y materiales llegados del sur de la provincia. 

    Esa posición natural tomó mayor protagonismo a finales del Siglo XIX con la construcción del Puente Alsina, también protagonista de tantos tangos, que quisieron en 1938 llamar Puente José Félix Uriburu, pero que nunca cambió de nombre para sus vecinos, y ahora mismo ha vuelto a ser nombrado con el nombre del que fuera gobernador de la provincia de Buenos Aires, Valentín Alsina. La actual es su tercera estructura, la de cemento, tras un puente de madera y otro de hierro.

    Con el puente, la entrada al Siglo XX fue de franco progreso edilicio, de actividades, de poblamiento. El vecino barrio de Mataderos  le permitió continuar con actividades afines, saladeros, curtiembres, depósitos, que venían radicándose en la zona desde cuando estaban en los Corrales Viejos. Con ese crecimiento industrial llegaron los gringos… la inmigración europea que fue haciendo crecer la metrópoli rioplatense de manera exponencial. Y Nueva Pompeya albergó a muchos de ellos en conventillos o en casitas de barrio. El Barrio de las Ranas va quedando atrás y en las viejas pulperías, ya boliches y cafetines,  empieza a  reinar el tango… otra vez Manzi… “con las chatas volviendo al corralón… barrio  de tango, luna y misterio, desde el recuerdo te vuelvo a ver”… como lo canta Roberto Goneyeche en su momento irrepetible con Aníbal Troilo y su orquesta

    Barrio de tango
    Tango argentino (1942)
    Letra: Homero Manzi
    Música: Aníbal Troilo


    Un pedazo de barrio, allá en Pompeya,
    durmiéndose al costado del terraplén.
    Un farol balanceando en la barrera
    y el misterio de adiós que siembra el tren.
    Un ladrido de perros a la luna.
    El amor escondido en un portón.
    Y los sapos redoblando en la laguna
    y a lo lejos la voz del bandoneón.

    Barrio de tango, luna y misterio,
    calles lejanas, ¡cómo estarán!
    Viejos amigos que hoy ni recuerdo,
    ¡qué se habrán hecho, dónde estarán!
    Barrio de tango, qué fue de aquella,
    Juana, la rubia, que tanto amé.
    ¡Sabrá que sufro, pensando en ella,
    desde la tarde que la dejé!
    Barrio de tango, luna y misterio,
    ¡desde el recuerdo te vuelvo a ver!

    Un coro de silbidos allá en la esquina.
    El codillo llenando el almacén.
    Y el dramón de la pálida vecina
    que ya nunca salió a mirar el tren.
    Así evoco tus noches, barrio `e tango,
    con las chatas entrando al corralón
    y la luna chapaleando sobre el fango
    y a lo lejos la voz del bandoneón.

    Eduardo Aldiser

    Argentina Tango ha sido distinguida en el Congreso de la Nación, Buenos Aires, Día del Tango de 2012
    Argentina Mundo en Facebook - Provincia 25 Argentina


     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    cesar j. tamborini duca12/03/2013 20:18:07

    Eduardo, magnífica reseña de Pompeya, uno de los barrios míticos de Buenos Aires, y que inmortalizaron Homero Manzi y Anibal Troilo con el tango que acompaña este artículo; además con la orquesta del mismo Troilo y la voz de "el Polaco" que nos dice de ese farol balanceando en la barrera, que fue real. Lectores, agradecidos. Un abrazo

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html