• Italianos que hicieron tango en Argentina y Uruguay

    Lo comentamos un domingo de noviembre 2003 en Cibeles FM de Madrid, programa Yosoytango en una sección que llamábamos Palco de Tango. Allí recordamos que la bandera tricolor de Italia, verde, blanca y roja, es una de las que se reúnen con la bandera de Argentina y la de España en el tango Las tres banderas, donde se canta a ese argentino con abuelos de una y otra península, nacido en ese gran país de acogida que es Argentina.

    Nadie es dueño del tango, nadie lo puede mostrar como su patrimonio, desde hace unos años lo es de la humanidad, por la UNESCO. Pero no hay dudas que la colectividad italiana ha realizado un aporte muy importante, entre otras cosas por ser la más numerosa en esa avalancha inmigrante que se produce en Argentina y Uruguay entre 1880 y 1930.

    El italiano Alberto Morán (nombre artístico) cantando con al orquesta de Osvaldo Pugliese, en Buenos Aires, Argentina, en un programa de tango por televisiónEn el puerto de Buenos Aires comienza una nueva vida, un giro en el destino personal de millares de personas llegadas desde la península itálica. Muy pronto ellos mismos o sus hijos se sintieron representados por una música que va cambiando su tonalidad y aquietando su ritmo. Los poetas van contando en estructuras dramáticas de tres actos sintetizados en tres minutos de cada tango, las frustraciones, angustias, carencias y añoranzas de cientos de miles de nuevos ciudadanos de la Reina del Plata.

    Dos grandes bandoneonistas como Pedro Maffia y Juan Maglio, son hijos de inmigrantes, por ejemplo. Este último tiene como asociado a su identidad un falso segundo apellido,  "Pacho" que surge de la expresión “pazzo”, loco, con el que su padre le espetaba cada vez que le veía salir con su bandoneón. Los músicos que le van a buscar transforman  esa voz italiana y así queda el Juan Maglio Pacho que todos recordamos, cuando presentamos sus tangos como Armennonville, Sábado InglésRoyal Pigall.


    El cantor de tango nacido en Italia, Alberto Marino (nombre artístico)A esos bandoneones había que afinarlos e incluso construirlos, cuando la segunda guerra mundial nos deja sin los Doble A alemanes. Y allí está el italiano Luis Mariani para afinar el bandoneón del uruguayo Minotto, Enrique Di Cico, hijo de un músico italiano que le ha enseñado a ejecutar el acordeón en Montevideo, pero ya en Buenos Aires lo gana el bandoneón. Al Minotto se le agrega el apelativo de Manos bravas.

    De la misma manera que a él, Cayetano de Bassi, otro músico italiano, hace que su hijo Arturo De Bassi se integre a la música y al tango desde el piano y aporte temas de lustre como El Caburé o El Incendio. Y qué decir de los De Caro… y de tantos más! Como aquel Amleto Enrico Vergiatti que cantó al inmigrante italiano como Julián Centeya, y que como tantos en Argentina, descendió del barco....  del Comte Rosso.

     

    El poeta del tango Julián Centeya, nacido en Italia y conocido como "El nombre gris de Buenos Aires"

    Y así podríamos seguir un largo rato hablando de italianos relacionados con el tango. Mencionemos a dos grandes cantores venidos de la bella italia: Alberto Morán, nacido en Streve con el nombre de Remo Andrés Domingo Recagno y Vicente Alberto Marinaro, nacido en Verona y que conocemos como Alberto Marino.  Y están los tangos que nos muestran a esos inmigrantes italianos, como ese de  Cátulo Castillo con sentimiento de añoranza por la tierra lontana… lontana. Es La Cantina que ha musicalizado Aníbal Troilo, que lo cantara de maravillas la voz de oro del tango, el italiano Alberto Marino… como lo hace ahora mismo para nuestros lectores.

    La Cantina
    Tango argentino
    Letra: Cátulo Castillo
    Música: Aníbal Troilo 


    Ha plateado la luna el Riachuelo
    Y hay un barco que vuelve del mar,
    Con un dulce pedazo de cielo
    Con un viejo puñado de sal.
    Golondrina perdida en el viento
    Por qué calle remota andará,
    Con un vaso de alcohol y de miedo
    Tras el vidrio empañado de un bar.
     
    La cantina...
    Llora siempre que te evoca
    Cuando toca piano, piano
    Su acordeón el italiano...
    La cantina...
    Que es un poco de la vida
    Donde estabas escondida
    Tras el hueco de mi mano.
    De mi mano
    Que te llama silenciosa
    Mariposa que al volar,
    Me dejó sobre la boca ¡Sí!
    Me dejó sobre la boca
    Su salado gusto a mar...
     
    Se ha dormido entre jarcias la luna,
    Llora un tango su verso tristón,
    Y entre un poco de viento y de espuma
    Llega el eco fatal de tu voz.
    Tarantela del barco italiano...
    La cantina se ha puesto feliz,
    Pero siento que llora, lejano
    Tu recuerdo vestido de gris...

    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango ha sido distinguida en el Congreso de la Nación, Buenos Aires, Día del Tango de 2012
    Argentina Mundo - Aldiser Argentina Tango - Argentina Mundo en Facebook - Provincia 25 Argentina
     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    LUIS HUMBERTO LEONI RATTO23/03/2017 17:37:53

    Gracias Eduardo Aldiser, por haber compartido tan hermosa y nostálgica nota con sabores del paese lontano, del que vinieron mis nonas y nonos, per fare l´América, y eso lo resume el tango LA CANTINA, maravillosamente interpretado por PICHUCO TROILO y la voz de Alberto Marinaro, mi cantor preferido por el color y tonalidad que imprimia desde su garganta prodigiosa. una vez mas gracie tanto, fratello Edoardo. -

    Nélida Caracciolo16/01/2016 02:37:58

    hermoso artículo muy bien ilustrado con cantantes, letras y compositores, me encantó como debe haber encantado a los que escuchaban todo ésto, en la época en que lo publicó, lo felicito Eduardo Aldiser, por su dedicación Ud. es un Grande. Como decimos acá en Buenos Aires.Lo podría volver a publicar en Argentina Mundo.... Nélida Caracciolo

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html